Obtenga lo que desea más rápido con estos 3 consejos para construir relaciones

No soy demasiado humilde para proclamar que la comunicación clara es mi fuerte.

Cada día, hago un esfuerzo concertado para evitar malentendidos con una correspondencia directa y exhaustiva, ya sea que hable o escriba.

Y cuando otras personas no se toman el tiempo para interactuar conmigo de manera similar, me enojo un poco.

Por eso, recientemente me quedé desconcertado cuando me di cuenta de que yo era la fuente de múltiples malentendidos.

Maldita sea… probé mi propia medicina.

La primera vez que sucedió, le eché la culpa a mi acento del sur de California.

La segunda vez que sucedió, culpé a ser un profesional feroz.

La tercera vez sucedió… No podía ignorar el patrón que estaba surgiendo.

La gente, tanto en mi vida personal como en mi vida laboral, piensa que estoy siendo sarcástico o sarcástico cuando en realidad mi intención es ser entusiasta y sincero.

Entendí que mi forma de comunicarme era efectivamente el problema, pero mi reacción instintiva fue ponerme un poco a la defensiva (e impotente).

“¡Pero así soy! ¿Qué se supone que debo hacer al respecto?

Bueno, siempre hay algo que puedes “hacer al respecto”…

1. Admite cuando te equivocas

La comunicación es efectiva o confusa y mis métodos causaban confusión.

Si bien estoy orgulloso de la forma en que me comunico la mayor parte del tiempo, tuve que admitir que fui el culpable de algunos problemas.

Si culpara a otras personas por malinterpretar mis verdaderas intenciones, solo habría causado irritación y limitado el camino hacia una solución.

En lugar de eso, me miré detenidamente al espejo y decidí que quería crecer como comunicador .

2. Controla tu tono

Mi tono fue el tema central aquí.

Sentí que estaba hablando con naturalidad, pero necesitaba ser más consciente de adaptar mi tono a los temas de discusión .

Sin dudar de mis contribuciones, ahora me tomo un momento para pensar en cómo les sonará a los demás mi declaración o respuesta.

I’ve caught myself several times before I speak potentially sounding rude or judgmental, but this process involves a lot of course-correction — meaning, I’ll say my “natural” thought first and then quickly follow up with an explanation that is more in line with the spirit of what I want to communicate.

I’m hoping that with practice I’ll increase the number of times I get it right on the first try.

3. Ask for feedback

Demonstrating that you care goes a long way.

When others see that you want to improve a situation, their attitudes about your behavior will likely soften.

Conversely, if your actions negatively affect a relationship — and you’re not making an effort to do a better job — the other person involved might feel disrespected.

To show you respect their opinions, ask for constructive feedback about how you can continue making smart choices.

Have you ever seized opportunities to fine-tune your communication skills?

Even if the truth stings a little, it’s a great reminder that staying open to making improvements helps us become the people we want to be.

Share your communication wins and blunders in the comments below.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Suscribete a Nuestro Boletin
Ingresa tu correo y suscribete  Learn more!
icon